Tokyo.com – Leaderboard

Toledo, de aventura histórica

Aunque caminar por Toledo es como caminar por tiempos pasados, la ciudad ha conseguido atraer a un turismo interesado en la cultura y la historia y a otro más aventurero y moderno. ¡Aunque también existen ofertas para un turismo combinado!

La empresa Rutas de Toledo ofrece visitas guiadas divertidas y temáticas. Lo mejor es pasar al menos dos días en Toledo, para conocer la ciudad de noche y adentrarse en sus misterios y leyendas por los empedrados solitarios. O para disfrutar una panorámica espectacular de la ciudad desde el Mirador del Valle. También las visitas con niños son muy divertidas. Toledo Time Capsule organiza rutas con espectáculos y actividades especiales para familias con niños y adolescentes.

Un tranquilo paseo de una hora escasa desde el Alcázar hasta la Ermita del Valle, recorriendo el barrio de la judería y pasando por el Puente de San Martín es una buena manera de descubrir la ciudad y admirar las vistas sobre la ciudad, especialmente al caer la noche.

Un recorrido de 8 o 15 km en bicicleta a lo largo del río Tajo, nos llevará por distintas atracciones turísticas, como el Mirador del Valle, la Ermita del Valle o los puentes de San Martín y de Alcántara. Y para reponer fuerzas, podemos comer en alguno de los Cigarrales que nos encontramos por el camino. Y a los más activos, Anticiclón les lleva a hacer rutas de aventura en tirolina, quads, kayak, para grupos y escuelas.

Tanto si vamos en coche como en transporte público, vale la pena reservar una tarde o un día para visitar algunos pueblos cercanos. El Toboso, con la casa museo de Dulcinea, o Consuegra, con sus molinos de viento, nos harán revivir las aventuras de Don Quijote.

×