Tokyo App – Leaderboard

Visitas Obligadas en Toledo

El primer paso en Toledo es todo un recibimiento histórico: el Puente de San Martín, original del siglo XIII y con estilos mozárabes, ha visto varias reformas a lo largo de los siglos, y en cada una de ellas se aprecia el legado de su época. Además de esta preciosa vista sobre el Tajo, no nos podemos perder las vistas desde los diversos miradores a lo largo del río Tajo. Uno especialmente bonito es el Mirador del Valle, sobre todo de noche. Desde el Mirador del Palacio de Fuensalida se puede ver el antiguo y animado barrio judío.

En el extremo opuesto al puente de San Martín, tenemos el puente romano de Alcántara, entrada obligada para todo peregrino de la Edad Media. El Alcázar no queda lejos de aquí, aunque exige un buen paseo, pues se encuentra en la parte más alta de Toledo. Este palacio fortaleza cuyo origen data del siglo III, aloja al Museo Militar.

Otros museos dignos de admirar también por su edificación, son el del Greco, el de Santa Cruz (declarado patrimonio histórico nacional) o el museo sefardí, en el barrio de la judería. Vale la pena callejear por este barrio judío, donde podemos visitar la Casa del judío, las dos sinagogas, o simplemente caminar en silencio por las estrechísimas callejuelas con pavimento empedrado.

Las puertas de la ciudad son otro vestigio de las distintas culturas que conviven en la arquitectura toledana. La Puerta Antigua de Bisagra es la que conserva mejor su origen musulmán y fue el principal acceso hasta la construcción de la Puerta Nueva de Bisagra. Esta es la puerta de acceso de la ciudad ya desde el siglo X. La Puerta de Valmardón ha tenido varias funciones desde su levantamiento, en el siglo IX, como cárcel, hospital y en la actualidad como vivienda particular. Y a unos pasos tenemos la Puerta del Sol, verdadera puerta a la medina del siglo XIII.

Toledo es un museo viviente, un museo en cada uno de sus empedrados, y perderse por el barrio judío, por la antigua medina o por las callejuelas empinadas que llevan al Alcázar es toda una atracción turística.

×